Fecha 5: Presión alta

Jueves a la noche. Lluvia en Benavidez. El reloj marcó casi las diez y media cuando arrancaron a jugar River y Hebraica por el postergado de la quinta fecha. Expectativa por dos equipos con claras intenciones de pelear arriba. Un primer tiempo favorable a Hebraica y una etapa complementaria abierta hasta los segundos finales. Presion alta, del equipo y de la gente que acompañó a pesar del clima, la hora y el día de la semana. Triunfo para estirar el presente ideal de un equipo que se permite soñar.

IMG_20170511_222017185_BURST001-01


Semana corta de entrenamiento. Tras la gran victoria ante Barracas el sábado en Pilar, Hebraica viajó a La Ñata para medirse frente a River. Mucha gente acompañó al equipo en una jornada muy tarde un día de semana. La Tercera volvió a levantar y empatar un partido que parecía perdido tras estar 1-4. Dos goles de Lauti Franco (el segundo un golazo para gritar el empate), uno de Emi Ferreiro y uno de Uri Dorfman de tiro libre. En el final el propio Uri tuvo la chance de ganarlo pero la pelota picó y se fue apenas afuera. Gran racha del equipo que llegó a seis encuentros sin conocer la derrota.

La Primera salió con Nico Kravetzky, Mati y Gabi Edelstein, Pablo Pastor y Ari Birencwaig. Ingresaron Santi Escande, Pablo Vera, Facu Schusterman, Diego Trezwik, Juan Yoma y Elio Guipponi. Completaron el banco Leo Zelcer y Fede Entenberg.

Los primeros cinco minutos se estudiaron sin generar situaciones. A los 9, Mati Edelstein recibió en la izquierda y venció a Javi López en el mano a mano. El equipo nunca bajó la intensidad de la presión bien arriba para no dejar pensar a su rival. A los 17 Facu recibió de un córner y definió cruzado de derecha a izquierda para gritar el segundo. Un primer tiempo casi perfecto del equipo.

En la etapa final, River asumió el protagonismo robándole la pelota Hebraica. Sin embargo el conjunto de Pilar tuvo dos chances claras: Mati Edelstein buscó una pared por el medio con Gabi que intentó un taco como devolución en lo que hubiese sido un golazo y Facu estrelló un remate en el palo tras una inteligente combinación con Juan Yoma.

A los 7, uno de los jueces del encuentro cobró una falta polémica a favor de River, que no perdonó. El descuento de Baloira abrió el partido con mucho tiempo por jugar. Un minuto después, Brian Rios llegó tarde a un cruce en la marca sobre Mati Edelstein y fue expulsado. El equipo aprovechó la superioridad numérica y Facu volvió a dejar su sello con un remate similar a aquel desahogo con Ferro en la primera fecha.

La diferencia duro apenas un minuto por un pase a la red de Martín Persec, tras una gran jugada colectiva con arquero jugador del millonario. Los 10 minutos finales fueron de mucha incertidumbre. River buscó sacar provecho en sus ataques a través de su buen dominio del arquero jugador, pero Hebraica también supo aguantar cuando el partido se lo pedía. A los 18 llegó el desahogo con un gol de Ari Birencwaig de atrás de mitad de cancha,  muy festejado por toda la gente de Hebraica presente en La Ñata. El equipo marcó esos dos minutos restantes y terminó festejando una victoria, la cuarta de manera consecutiva, de esas que pueden resumirse en palabras como sacrificio y dedicación.

Triunfo clave en un torneo que no da respiro: el domingo será momento de visitar a Lomas por la décima fecha. Fue un jueves distinto, con esas sensaciones que solo el futsal puede generar. Un jueves de presión alta. Este es el camino. ¡Vamos Hebraica!

Resul-1-Div

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s