Fecha 6: Virtudes y defectos

Hebraica recibió a Kimberley en Pilar por la sexta jornada del campeonato con la intención de recuperarse tras la caída ante América del Sud en cancha de Ferro. El equipo cambió su actitud y dominó gran parte del encuentro, tanto en juego como en el marcador pero no pudo sostener la diferencia a su favor y el conjunto visitante dio vuelta la historia. ¡Vamos Hebraica!

Para-Cronica

En los últimos años siempre se dieron partidos de ida y vuelta, con mucha intensidad y goles de ambos lados entre Hebraica y Kimberley. El encuentro de este sábado no fue la excepción y se vivió una jornada con el resultado abierto hasta el minuto final.
Los cinco titulares habituales y conocidos en Hebraica: Fede Arruguete en el arco, Ari Birencwaig, Pablo Pastor y Mati y Gabi Edelstein. Ingresaron Elio Giupponi, Maxi Jarast, Rodri Escosteguy, Fede Entenberg y Franco Castrilli (Debut oficial con la camiseta de Hebraica). Completaron el banco Lauti Franco y Nico Kravetzky.
Los primeros 10 minutos del partido fueron lo mejor de Hebraica en la noche. Muy concentrado en la parte defensiva y efectivo en ataque. Con goles de Ari Birencwaig, Elio Giupponi y Pablo Pastor, el 3-0 parcial ilusionó a toda la gente que acompañó en la jornada del sábado por la noche. Sin embargo, Kimberley reaccionó y descontó por duplicado para meterse de nuevo en el partido. En el minuto final, una gran jugada colectiva del conjunto de Nacho Cabral terminó con otro grito de Pablo Pastor para el 4-2. Parecía que la diferencia de dos se mantendría al entretiempo, pero el Celeste descontó con solo dos segundos en el reloj.
En la parte complementaria, el inicio fue ideal para Hebraica con una gran asistencia de Ari Birencwaig desde la izquierda para que Gabi Edelstein apareciera por el segundo palo y gritase el 5-3. Otra vez el local no pudo mantener la diferencia y solo dos minutos más tarde el encuentro volvió a quedar por la mínima. Ambos equipos tuvieron chances pero recién en el minuto 11 de aquella etapa, Kimberley llegó al empate con algo de fortuna: tras una gran atajada de Fede Arruguete, la pelota pegó en Elio Giupponi y se convirtió en el 5-5. Segundos después llegó el 6-5 a favor del visitante que desconcertó a Hebraica al verse por primera vez abajo en el resultado. El equipo lo buscó con arquero jugador pero no logró generar jugadas de peligro y el resultado se definió en los segundos finales.
Una noche que empezó de la mejor manera pero terminó adversa en el resultado. El equipo cambió la cara en cuanto a la caída de la fecha anterior y mereció llevarse algo de Pilar, pero no pudo defender la distancia cuando estuvo arriba en el marcador. El camino es largo y continuará el próximo viernes cuando Hebraica visite a Jorge Newbery por la séptima fecha. ¡Vamos Hebraica!
Por Ariel Edelstein.
Resul-1-F6

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s