Playoff: Sueños de historia

Hebraica visitó a 17 de Agosto en el Multideportivo de Ferro por el segundo duelo de la serie de Cuartos de Final con la necesidad de llevarse un triunfo para seguir con vida. El equipo de Nacho Cabral jugó el partido con el corazón en la mano ante un tremendo marco de público, mantuvo la intensidad durante los 40 minutos y terminó festejando en el final. El sábado en Villa La Ñata se definirá la historia. Más que nunca, ¡vamos Hebraica!

Para-Cronica-2


No podía significar el final de una temporada tremenda para este equipo. Más aún después del gran encuentro del último domingo, donde los penales determinaron al ganador del primer punto de la serie. Con el corazón en la mano y las ilusiones más vivas que nunca, el equipo jugó uno de esos partidos que se acercan a esos sueños de historia. Queda un paso más.

Quinteto titular con Nico Kravetzky en el arco, Ari Birencwaig, Pablo Pastor y Gabi y Mati Edelstein. Ingresaron Gastón Broggia, Nico Lamas, Axel Perez, Rodri Escosteguy, Lean Ataides y Tomi Giaconi. Completaron el banco Gonza Carballo y Santi Escande.

Ante mucha gente que se acercó a alentar al equipo en el Multideportivo de Ferro, Hebraica comenzó dominando el encuentro con varias llegadas claras en los primeros 10 minutos de juego. Recién a los 14, apareció Rodri Escosteguy en el segundo palo para gritar el primero después de algunos rebotes. Un minuto más tarde, Mati Edelstein tuvo la chance del 2-0 con un remate desde su propio campo: la pelota pegó en el palo de un arco vacío y en el contraataque, 17 de Agosto igualó el marcador. Con el 1-1 se irían al descanso.

En la parte final, a los 3 minutos, Mati Edelstein bajó muy bien una gran asistencia de Nico Kravetzky desde el arco y definió cruzado para el 2-1. A los 10, Pablo Pastor tocó en el segundo palo para el 3-1 y estiró la diferencia. Los de Villa Pueyrredón llegaron al descuento a través de Iribarne de penal a 6 del cierre, pero Hebraica volvió a gritar a través de Lean Ataides con 4 minutos por jugar en el reloj. 17 de Agosto intentó con arquero jugador y el conjunto de Nacho Cabral defendió con la misma intensidad de todo el juego. A falta de 18 segundos, llegó el descuento pero no hubo tiempo para más.

Desahogo, emoción y aplausos de toda la gente que se acercó a Caballito para mantener viva la ilusión de un equipo que sueña con hacer historia. El próximo sábado en Villa La Ñata será momento de vivir uno de esos partidos donde el corazón y la cabeza prometen ser protagonistas. Queda un paso. Más que nunca, ¡Vamos Hebraica!

Por Ariel Edelstein.

Resul-P2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s